Es mala la leche de vaca?

“Somos la única especie que sigue alimentándose de leche después de pasar el período de lactancia. “

Habías escuchado esto alguna vez?Los seres humanos somos los únicos que extraemos leche de otras especies, la oxidamos y nos la bebemos. Todo un proceso que va en contra de las leyes naturales.

Desde pequeños siempre hemos escuchado a través de padres, abuelos y médicos, que los niños y los adultos de 3ª edad deben consumir grandes porciones de leche para cuidar sus huesos, ya que se cree que la leche favorece el crecimiento de éstos por ser rica en nutrientes, pero esto no es del todo así.

Es cierto que la leche materna y la de vaca poseen nutrientes en común como la proteína, la grasa, lactosa, el hierro, el calcio, el fósforo, el sodio, el potasio y las vitaminas. Sin embargo la calidad y las cantidades de estos nutrientes son completamente diferentes. (Ej. la lactoferrina,substancia antioxidante que mejora el funcionamiento del sistema inmunológico, en la leche materna es de 0’15 % mientras que la de vaca 0’01 %).

Por qué cuesta tanto digerir la leche de vaca?

El principal componente proteico que posee la leche de vaca es la caseína, una proteína difícil de digerir para nosotros. Además no poseemos las suficientes enzimas de lactasa para descomponer la lactosa que contiene la leche de vaca, porque a medida que vamos creciendo la cantidad de esta enzima va disminuyendo. Motivo por el cuál, hoy en día se comercializa tanto la leche sin lactosa en los supermercados.
Las personas que carecen por completo de lactasa o tienen muy pocas de estas enzimas se les denomina como intolerantes a la lactosa.

Qué es la lactosa?

La lactosa es un azúcar que sólo existe en la leche de los mamíferos. Los bebés son capaces de beber leche materna rica en lactosa pero terminan perdiendo la enzima al crecer, por eso se demuestra claramente que la naturaleza nos indica que a medida que vamos creciendo y nos convertimos en adultos no debemos beber leche.

 

Por qué dicen que la leche de vaca es tan mala? Qué hay detrás de lo que no vemos?

Así funciona la industria láctea:

Para que una vaca produzca leche debe estar embarazada. Por lo que este es el primer paso para empezar el proceso. Cuando dan a luz separan al ternero de la madre, ya que ésta debe producir mucha leche. Llevan al ternero a industrializar su carne alimentándolo hasta el momento con una leche artificial que contiene altos niveles de infección y no se puede usar, y a las terneras las convierten en vacas lecheras.

Separan al ternero de la madre para no contaminarse con el estiércol de ésta y evitar el riesgo de contagiarse con la enfermedad de Johne u otras bacterias.

La vaca puede tener una infección en la ubre, denominada mastitis. Los glóbulos blancos que se encuentran en el torrente sanguíneo y pasan a la leche de la vaca, son células de pus de la vaca.
En los análisis de la leche que encontramos en venta, hay de 350.000 a 400.000 células de pus por centímetro cubico junto a 25.000 bacterias por centímetro cúbico.
Según la normativa de sanidad, un vaso de leche no infringe las normas a pesar de contener 180 millones de glóbulos blancos (pus) siendo apta para el consumo. Esta es la leche que consumes tú y tu família, la que damos a los mayores y a los niños.

Por si fuera poco aún hay más, la leche de vaca contiene los antibióticos que inyectan al animal para que no enfermen. Con el paso de los años estas se han vuelto resistentes por lo que ya no son capaces de eliminar muchas de las bacterias que pasan a la leche y más tarde a nuestro organismo. También inyectan otras substancias para aumentar su producción un 10%.

Qué daños puede producirme la leche y sus derivados? 

  • Enfermedades autoinmunes y cardíacas.
  • Colitis ulcerosa o enfermedad de Chron.
  • Envejecimiento prematuro de los intestinos.
  • Aumento del desarrollo de grasa visceral.
  • Alergias y dermatitis atópicas.
  • Mucosidad e hinchazón.
  • Cáncer.
  • Dolores articulares.
  • Migraña
  • Diabetes tipo 1 y 2
  • Obesidad
  • Artritis
  • Asma
  • Dolores gastrointestinales
  • Anemia
  • Descalcificación en los huesos dando lugar a la Osteopénia y/o Osteoporosis. (Al contrario de lo que nos hace creer la industria láctea)

Entonces por qué los médicos siguen aconsejando tomar leche de vaca y sus derivados?

Las industrias lecheras son las que tienen cogida la sartén por el mango. La famosa pirámide alimenticia que encontramos en centros de salud y que hemos visto durante toda la vida, está elaborada según los intereses de estas industrias (cómo sería también el tema del gluten).

La gente relaciona la leche con el calcio porque es justamente lo que nos han hecho creer con la publicidad. Seguramente si preguntamos de qué alimentos podemos obtener calcio estoy segura que por lo menos un 90% responderá la leche y sus derivados.
Pero este hecho es totalmente erróneo ya que el consumo de leche de origen animal puede producir balances negativos en el calcio produciendo Osteopénia u Osteoporosis.

Todo funciona cómo una cadena de intereses. Nosotros no nos alimentamos bien, enfermamos y acudimos al médico, este nos recomienda el consumo de leche para los huesos y suplementos de calcio que compraremos en la farmacia. Seguiremos tomando leche por lo que la descalcificación seguirá aumentando y nosotros volveremos a la farmacia a por más medicamentos.

Ellos salen ganando, se aseguran el sueldo y nosotros seguimos creyendo que nos estamos cuidando. 

Afortunadamente cada vez hay mejores profesionales que sacan todo esto a la luz y te asesoran adecuadamente por eso, sin menospreciar a ningún profesional de la medicina te aconsejo que siempre analices la información que te proporciona tu médico con criterio y no creas a primera voz todo lo que te digan.

Entonces, qué puedo consumir para obtener calcio y salud para mis huesos?

Existen otras alternativas mil veces más saludables.  Los vegetales por ejemplo, favorecen la absorción de calcio dos veces más que la leche y contienen la mitad de calorías, sólo debemos buscar un poco más de información. Algunas algas marinas por ejemplo, son una muy buena fuente de Calcio y minerales para tu organismo.

Ya no podré tomar más leche?

Con toda esta información no quiero decir que tengas que crear una sentencia a todos los lácteos. Existe el principio de individualidad y puede que lo que no le siente bien a otra persona a ti sí (pero no la leche industrial que encontramos en el supermercado). Por eso debes conocer qué alimentos tolera bien tu cuerpo y cuáles no. Mi recomendación es que consumas la menor cantidad de lácteos posible y que si decides incluirlos de forma habitual en tu alimentación, sean siempre lácteos de calidad con certificación ecológica (a ser posible de animales más pequeños como la cabra o la oveja).

Si crees que llevas toda la vida tomando lácteos y te sientan maravillosamente bien te propongo que los elimines por completo al 100% durante un mes y observes como se siente tu cuerpo.

Puedes seguir disfrutando de tus tazones de leche con galletas  substituyéndolos por varios tipos de leches vegetales. Estas leches son super beneficiosas para tu organismo, muy digestivas y naturales. Sólo debes encontrar la bebida vegetal que más se adapte a tus gustos, las tienes de: avena, arroz, avellana, nuez, coco y soja (aunque la leche de soja debe ser siempre de procedencia ecológica. Te lo cuento en otro artículo).

8 comentarios en “Es mala la leche de vaca?

  • Si tiene toda la razón, así es, pero el sabor de la leche de vaca es delicioso, he intentado con leche de soja, de almendras, etc etc, pero naaaa eso no sabe a leche para nada, además de sus altos costos, en mi caso es como comer comida vegetariana, donde con diferente vegetales intentan imitar el sabor de un filete de carne etc etc, podrán intentarlo pero el sabor de la carne es incomparable e irremplazable, lo he intentado todo, los mejores restaurantes de todo tipo de comida vegetariana, leches vegetarianas, pero no, no saben bien, ahí está mi dilema: vivir una vida llena de sacrificios por salud, o simplemente tratar de comer saludable conservando las deliciosas proteínas animales, porque al final de todas maneras todos moriremos, no importa cuan saludables trates de vivir, el cáncer no distingue eso, y cuando llega, llega.

    • Hola Maiden, bueno en mi opinión yo creo que no se trata de hacer las cosas negro o blanco. Por qué no pruebas simplemente a reducir las cantidades? Nuestro paladar se adapta a lo que le vamos dando día tras día. Quizás debas empezar por pasar de leche entera a leche desnatada o sin lactosa y poco a poco probar bebidas vegetales de distintas marcas (pues todas no saben igual) e ir dejando que tu paladar se adapte poco a poco te sorprenderás del cambio que puedes llegar a hacer con el tiempo.
      Lo mismo pasa con el veganismo. Quizás no debas pasar a una dieta vegana de repente ni de forma forzada, por qué no comer carne de mejor calidad? los productos procesados veganos no siempre son la opción más saludable ya que como tú dices intentan agregar todo tipo de ingredientes con el fin de simular ciertos sabores.
      Empieza por reducir las porciones y comer más vegetales.
      Respecto a la vejez y la salud, yo personalmente preferiría llegar a mis últimos años de la forma más sana posible para poder disfrutar de la vida plenamente. El objetivo de comer saludable no es sufrir, simplemente amar tu cuerpo durante el camino mientras disfrutas de los pequeños placeres. Los cambios requieren tiempo y una actitud positiva, si pruebas estos pequeños consejos quizás dentro de unos años ves las cosas de otra forma.

      Un saludo.

    • Cualquier leche vegetal puede ser saludable, en el caso de la quinoa personalmente no es de mis preferidas por la saponina natural que contiene pero si la haces de forma casera remojándola la noche anterior y aclarándola varias veces en abundante agua no hay ningún problema. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *