QUÉ PASA CUANDO DECIDES CUIDARTE?

Es indiscutible que es necesario cuidarnos y que todos deberíamos hacerlo. Pero qué pasa cuando decides cuidarte? En qué cambia tu vida? Por qué es tan importante y por qué ahora está de moda?

Demasiadas preguntas en el aire a las que muchas veces no damos respuesta y quiero que sepas qué pasa cuando decides hacer ese click del que hablamos a los clientes.

Todos los que nos cuidamos y hemos hecho ese click (seamos profesionales de la salud o no) hablamos de la magia de llevar una vida sana y de que una vez entras ya no hay marcha atrás pero lo cierto es que no todo el mundo consigue llegar hasta ese punto.

El hecho de que lo hayas intentado varias veces y no lo hayas conseguido y pienses que todo esto es un cuento chino que no está hecho para tí, no significa que sea una verdad absoluta.

En mi opinión si no has conseguido lo que te proponías no es porque no fueras capaz de hacerlo sino que no fuiste por el camino correcto en el momento adecuado. 

Si además eres una persona disciplinada o autodidacta y te encanta aprender a hacer las cosas por tu cuenta y por tí mismo/a es algo fantástico pero esto muchas veces hace que personas con este tipo de carácter no pidan ayuda cuando la necesitan. El no pedir ayuda a tiempo puede crearte una frustración tan grande que te pueda llevar al abandono y al autosabotaje. 

Por eso vale la pena que inviertas en algo o en alguien que pueda ayudarte a conseguirlo si hasta el momento no has podido hacerlo por tu cuenta.

Los cambios que yo experimenté hace 10 años y los que también veo en mis clientes son tantos que incluso algunos se quedan cortos con palabras y hasta que no los vivas en tu propia piel no los entenderás pero quiero enumerarte algunas de estas cosas para que puedas entenderlo mejor.

  • Te sentirás de mejor humor, y esto no es algo que decimos porque quede muy bonito y de anuncio televisivo. No no…. Esto es que realmente lo vas a sentir así. Cuando entrenas generas endorfinas igual que cuando bailas, y esto hace que te sientas de mejor humor y te ayuda a afrontar las cosas de otra manera en tu día a día cambiando la perspectiva de tu vida. Por eso decimos que entrenar y llevar un estilo de vida saludable te cambia la vida! Y también te sientes con mayor energía. Siempre recordaré cuando empecé a llevar a mi madre al gimnasio conmigo para entrenarla y al volver a casa no paraba de hacer cosas sin parar y de hablar todo el rato. Ella no era consciente hasta que yo se lo dije pero pasó de estar sentada en el sofá literalmente resoplando toda la mañana, a hacer todas las tareas de casa en un santiamén mucho más animada y hablándome sobre mil cosas. Esto sí que es mágico! Te aseguro que es verdad verdadera, no me estoy inventando nada.
  • Te empezarás a sentir mucho más ágil en tu vida cotidiana mientras subes escaleras, coges peso de cualquier tipo (compras, niños, en el trabajo, etc.) Y no sabes la sensación y satisfacción que eso da pero lo podrás entender cuando lo experimentes personalmente.
  • Eliminarás dolores musculares si es tu caso. Por qué estamos continuamente solucionando problemas musculares y dolores articulares sólo con medicamentos y cremas? Lo que necesita el cuerpo es justamente movimiento, movimiento controlado y seguro pero el cuerpo es una máquina que si no se utiliza de forma correcta se rompe y se oxida. Si este es tu caso es indiscutible que necesitas un entrenador personal.
  • Tu postura va a cambiar por completo. Cuando trabajas la higiene postural mientras haces entrenamientos de Fitness o gimnasias posturales como Pilates, yoga e Hipopresivos, cada vez te colocas en una posición más erguida y eso hace que tu cuerpo se vea más esbelto además de  cambiar la forma de tus músculos. Pero esto sólo sucede si eres capaz de auto corregir tus posturas (algo que muy pocas personas hacen correctamente) o si tienes un entrenador que se preocupa en todo momento por corregirte (algo que por desgracia no siempre es así).
  • Tu colesterol, tus niveles de azúcar en sangre, tus antojos, tu estrés, tu ansiedad, tu depresión se regulan o desaparecen sin que te des cuenta! Vale más la pena que juntes todo el dinero que gastas en medicinas, yogures, galletas o productos dietéticos para bajar el colesterol o controlar el azúcar, médicos, etc. Y en su lugar lo gastes en hacer una actividad que te mejore todos estos síntomas o en un entrenamiento bien hecho para tí y que aprendas a alimentarte. Mejor gastarte el dinero en sentirte bien y no en solucionar todo lo que te hace sentir mal no? Al principio puedes pensar que el camino no es fácil pero enseguida te lo vas a empezar a pasar genial ! Desde el primer día! No me he encontrado en toda mi vida con un sólo alumno o cliente que se haya arrepentido de realizar actividad física ese día y que no se haya ido con una sonrisa de oreja a oreja después de la sesión (incluidos los días malos y duros).  Es automático!
  • Tu densidad ósea, tus músculos, el tejido, la piel… todo cambia y mejora! Quizás algunos de estos cambios no los vemos a simple vista y nos damos cuenta un día de repente pero nada se mantiene en su forma, todo está cambiando mientras haces ejercicio y comes sano. Si llevas un entrenamiento adecuado y sobretodo una alimentación adecuada verás cómo tu piel se empieza a poner más tersa, la celulitis y la piel de naranja se reduce, las impurezas de la cara como poros, acné o manchas también y tu figura se moldea de verdad. Si comparas el efecto reafirmante de unos glúteos que se han hecho con un tratamiento estético o un efecto push up de unos leggins vs el efecto reafirmante después de llevar unos meses entrenando de forma correcta, verás qué poder tiene el ejercicio físico. No digo que no puedas hacerte un tratamiento estético sólo digo que nunca conseguirás el mismo efecto y que tu cuerpo no se verá igual de bonito y todo esto te aseguro que cambia desde el primer momento aunque no lo veas, sólo tienes que tener paciencia y constancia y hacer un entrenamiento adecuado.
  • Te hace ver la vida de otra manera. Cuando llega ese momento en el que haces click el ejercicio físico te lleva a querer comer de forma más saludable y viceversa, todo se convierte en un círculo vicioso pero en el buen sentido de la palabra. Y esto hace que cada vez te vas mejor, te sientas mejor y te motives a seguir avanzando. Lo único importante en este punto es no llegar a un punto obsesivo, no debemos confundir la determinación y motivación con la obsesión. Por eso mi foco de trabajo con los clientes no son los números ni las calorías sino más bien las sensaciones y las emociones. En algunos casos quizás es necesario de forma temporal pero es muy importante que no caigas en esta trampa porque esto es una de las cosas que también sucede a algunas personas (sobretodo las que son muy perfeccionistas). En ese caso es bueno que te apoyes en un entrenador que NO trabaje en esta línea y que te ayude a alejarte de los estereotipos y no te focalices únicamente en el físico estético. 

Pero cuando ya estás dentro de este estilo de vida poco a poco sin quererlo tú mism@ empiezas a tomar decisiones más inteligentes hacia tí y eso te ayuda en otras áreas de tu vida (puede ser dejar de fumar, puede ser dejar de comer fritos para toda tu vida de forma voluntaria o pueden ser otras decisiones que tengan que ver con tener más determinación en tu vida profesional o en otros objetivos de tu vida).

 Recuerda que el practicar actividad física y trabajar el coaching te da un empujón brutal, puede que empieces por querer perder unos kilos de más pero lo que no sabes es que si lo sigues al pie de la letra te va a cambiar la vida en otros muchos aspectos contigo misma y hasta en cómo te relacionas con los demás. 

 

En cualquier caso necesitas experimentar todo esto porque es absolutamente fabuloso. Nunca te arrepentirás de haber dado un paso como este si te lo estás pensando y si estás dentro de el camino y te empiezas a desanimar no abandones, reenfoca tu camino y busca otras formas de hacerlo o otras personas que puedan ayudarte y lee y relee estos cambios que te he explicado cada día. Repítelo y créetelo porque esto no es algo subjetivo ni una opinión personal. Esto es algo que he vivido yo en primera persona y que sigo viviendo cada día tanto en mí como en las personas que me dan la confianza de poder ayudarlas a conseguirlo, y nadie es más capaz que nadie. Te aseguro que tú también puedes hacerlo.

2 comentarios en “QUÉ PASA CUANDO DECIDES CUIDARTE?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *