REFRESCO DE NARANJA

Te gustan los refrescos? No sales de la Coca-cola, Fanta, Seven up, Aquarius y cervezas? Tomar ese tipo de refrescos no solo engorda sino que es la causa de muchas enfermedades, entre ellas la Diabetes tipo II. Estos refrescos contienen grandes cantidades de azúcar y los que son “light” o “sin azúcares añadidos” llevan edulcorantes artificiales como substitutivo (lo cual es peor porque una de dos, o crea un efecto rebote haciéndote coger más peso, o crea un ambiente propenso en tu organismo para el desarrollo de otras enfermedades como el cáncer). Seguramente tomas esos refrescos cuando quedas entre amigos porque no sabes qué otras cosas puedes tomar o puede que los tés o  infusiones te aburran y no sean lo tuyo.

Lo cierto es que a mí muchas veces me da rabia salir a tomar algo cuando veo que lo único que tienen más “sanote” en los bares son infusiones típicas de manzanilla, té y poleo o agua con gas… con la cantidad de cosas que podríamos tomar y nos quedamos en lo básico…

En mi E-book tienes algunas ideas de bebidas o Smoothies que te ayudarán a perder peso pero hablando de tés e infusiones… resulta que estos días una clienta me regaló una de sus infusiones preferidas y me inspiré tanto que he creado este refresco para el veranito.

Vamos a ver lo fácil que es hacer un refresco sano rico y económico en 5 minutos con tan solo 3 ingredientes para que lo disfrutes estos meses de Primavera/ Verano. Viendo ese color tan espectacular… no me digas que no te apetece ahora mismo sentarte o tumbarte en una hamaca con los ojos cerrados disfrutando del calorcito del sol en la cara mientras disfrutas de este refresco. Suena bien verdad?

Pues bien, veamos qué tiene esta bebida misteriosa que es super sana, saciante y no lleva azúcar ni edulcorantes artificiales (como la mayoría de refrescos que encontramos hoy en día).

Necesitarás:

 

Ingredientes:

  • 2 Naranjas para zumo frescas.
  • Una bolsita de infusión de jengibre y limón (yo utilicé la marca Pukka “lemon, ginger & manuka honey”. La encontrarás en herbolarios pero también puedes probar con otras marcas orgánicas).
  • 1 vaso de agua.
  • Hielo.

Preparación:

1- Pon a calentar el agua en un cazo y haz la infusión con la bolsita, deja infusionar según el fabricante y retira. Deja enfriar.

2- Corta las naranjas y haz el zumo con un exprimidor.

3- Mezcla en una jarra  todos los ingredientes: zumo de naranja, el agua de la infusión y añade un chorrito de agua fresca y los hielos.

4- Remueve y sírvela bien fría (puedes añadir bastante hielo o dejarla enfriar un rato en el frigorífico o congelador antes de tomarla).

*  Sugerencia: Si estás en un momento de transición en tu alimentación y te parece poco dulce, tienes la opción de añadir más zumo de naranja o en su defecto una cucharadita de miel / sirope de ágave crudo o azúcar de coco (Cada endulzante dará un toque distinto a tu refresco). Aún y así te animo a que reduzcas la cantidad de azúcar en tu alimentación y dejes que tu paladar se vaya acostumbrando porque somos verdaderamente adictos. Si quieres saber más sobre el azúcar y por qué te lo pide tan insaciablemente el cuerpo haz click aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *