CÓMO PERDER PESO TRAS LAS VACACIONES? 

 

En Verano acostumbrarnos a excedernos un poco con la comida al cambiar nuestra rutina (sobre todo si salimos fuera). 

Si ya has terminado tus vacaciones o vienes de un período de descontrol con la comida y el ejercicio físico, este es tu post. Ahora es el momento de actuar y ponerse manos a la obra para que esa grasa que tienes de más, no se te acumule junto a la de las Navidades. 

Para perder peso de una forma duradera y saludable lo ideal sería perder una media de 4 kilos máximo por mes. Todo lo que sea más rápido puede deberse a varios factores:

  1. Estás haciendo una restricción calórica o de grupos de alimentos muy grande ( evitar carbohidratos, comer sólo proteínas o batidos substitutivos o simplemente restringir comidas durante el día) que puede poner en peligro tu salud. 
  2. Estás haciendo un exceso de ejercicio. Muchas personas compensan los excesos haciendo sesiones dobles en el gimnasio o haciendo entrenamientos muy intensos todos los días. Si haces esto corres el riesgo de lesionarte por un lado  (puesto que estás llevando al cuerpo a unos limites de sobre esfuerzo después de las vacaciones sin respetar las cargas y los descansos). Por otro lado puedes sufrir algún tipo de problema de salud más grave lo cual te obligará a parar de golpe por lo que no sirve de nada hacer esto. La clave está en la planificación y la constancia. 
  3. Eres una persona con mucho sobre peso o mejor dicho obesidad y antes de tomar unos hábitos saludables te alimentabas extremadamente mal, por lo que al cambiar tus hábitos de forma radical y empezar a hacer ejercicio has perdido mucho peso de golpe. Si este es tu caso y pierdes más de 4 kilos por mes no es un problema siempre y cuando estés asesorado/a por un buen profesional y no estés haciendo ningún tipo de locura en cuanto a alimentación ni entrenamiento. Esto suele pasar al principio de tu planificación cuando empiezan los cambios más bruscos pero poco a poco el peso se irá estabilizando e irás perdiendo peso más despacio lo cual es ideal. 

Por estos motivos no te recomiendo tomar ningún atajo a pesar de que creas que por unos días a base de piña, jugos o unas sesiones de gimnasio dobles no te va a pasar nada. Tomar estas medidas no hará que pierdas más peso, lo único que provoca es un estrés innecesario en el cuerpo porque tarde o temprano volverás a la normalidad y tu peso se volverá a estabilizar. 

Lo mejor para bajar y recuperar tu peso ideal después de las vacaciones o etapas en las que nos hemos abandonado es: 

  1. Empezar a hidratarnos correctamente. (Haz click aquí para aplicar estos consejos y saber cómo hidratarte mejor).  
  1. Salir del ayuno nocturno tomando agua con limón. (Haz click aquí para verlo).
  1. Retomar los hábitos saludables de alimentación y hacer ejercicio de 3 a 5 veces por semana. Puedes empezar a hacer pequeños entrenamientos efectivos en casa o en el gimnasio con mis vídeos de Youtube (haz click aquí para verlos).

Si sigues estos puntos con paciencia y determinación te aseguro que empezarás a recuperar tu peso ideal en apenas unas semanas sin la necesidad de hacer locuras. Recuerda que el resultado está en la constancia y las buenas elecciones.

El cuerpo es muy agradecido y si hemos estado trabajando todo el año y nuestra rutina saludable ya forma parte de nuestra vida, no te costará en absoluto recuperarla. 

Lo que ensucia, engorda o enferma al cuerpo son los hábitos que hacemos cada día de igual modo que lo que adelgaza, estiliza y te da una salud radiante son los hábitos diarios.

 

Sólo tu decides que camino tomar. No vale la pena castigarse una semana a batidos o comida líquida sólo porque te sobran unos kilos de más si te has pasado en verano. Lo ideal hubiera sido controlarse un poco más pero si “el mal” ya está hecho ahora sólo nos queda enfocarnos en hacerlo lo mejor posible durante el resto del año para no tener que recurrir más a estas situaciones. 

Cuando consigues hacer click de verdad sentirás como durante tus vacaciones no te engordas y tu peso se mantiene igual. Quizás de casualidad te puedas sentir con un poco más de estreñimiento, cansancio o un poco de hinchazón por un cambio de hábitos pero todo eso desaparecerá nada más volver a tu rutina habitual de ejercicio, hidratación y alimentación equilibrada. 

No te desanimes y si te sientes perdido/a quizás lo que necesitas (más que pautas y trucos) es un entrenador personal o un profesional de la salud que pueda guiarte y acompañarte en el proceso para que no tires la toalla y consigas tu meta. Si este es tu caso no dudes en escribirme a info@cristinaraya.com para poder ayudarte. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *