CÓMO ME MOTIVO?

Te cuesta ser constante con tus metas? Eres de l@s que empieza con muchas ganas algo pero al cabo de un tiempo lo dejas?

A veces tenemos muchas ganas de cambiar algo en nuestra vida pero no lo conseguimos. Por qué? Nos falta constancia, disciplina o qué nos pasa?

Realmente no podemos generalizar porque cada persona es un mundo y tu vida, tu forma de pensar y de actuar es totalmente distinta a la de las personas que te rodean. Aún y así, hoy hablamos de ciertas cosas que pueden ayudarte a identificar qué puede estar fallando y qué puedes hacer para ponerle solución.

En cuanto al entrenamiento, ejercicio físico, salud o alimentación puede ser que estén pasando varias cosas:

  1. Lo ves como algo muy bonito para los demás pero no te crees capaz de conseguirlo porque nunca en tu vida lo has hecho.
  2. Te parece algo que requiere mucho esfuerzo y disciplina y no te gusta salir de tu zona de confort así que mejor te quedas dónde estás que aunque no consigas cambios al menos se está cómodo y agustito.
  3. Eres impaciente y piensas que los músculos crecen como los de Popeye al comer espinacas en dos días y te aburre eso de tener que pasarte toda tu vida a base de ensaladas, batidos verdes y siendo un/a friki del gimnasio.
  4. Tus excusas son tu arma preferida y tienes un bolso sin fondo como el de Mary Poppins lleno de estas. Las usas a todas horas, por cada idea motivadora tienes 10 de excusas: que si el tiempo, que si el dinero, que si el trabajo, los estudios, los niños, etc. Así que te acomodas y vas haciendo lo que puedes en el día a día, por supuesto una vez más, dentro de tu zona de confort.
  5. Le pones muchas ganas al principio pero siempre hay algo que estropea tu plan: salió un imprevisto y no pudiste entrenar, no tenías tiempo y tuviste que comer algo rápido, estabas muy cansad@ como para cocinar, tienes un familiar o amigo que te atrapa hacia el lado oscuro de las barras, las papas bravas, las pizzas y la fabrica de chocolate de Charlie.

Madre mía! Qué horror! Te suena algo de esto?

En el fondo si te fijas no son más que un montón de excusas, una montaña enorme de excusas y más excusas. Sé que estarás pensando que es muy bonito decirlo pero que hay que encontrarse en tu situación para realmente entenderlo pero no me mal interpretes.

Si algo quiero que entiendas es que no buscamos la perfección. No tienes porque hacer una maratón ni entrenar 2 horas cada día y llevar una mochila llena de tuppers con verduras, arroz y pollo. Lo que buscamos es encontrar el equilibrio en nuestra vida. Todos somos diferentes, por eso nunca te compares con nadie.

Tus entrenamientos y tu alimentación son solo tuyos y de nadie más así que lo importante es:

  1. Encontrar una rutina de hábitos alimenticios  y actividad física que te hagan sentir saludable física y mentalmente.
  2. Identificar que puntos no están funcionando ahora en tu vida e intentar solucionarlos. Quizás no consigues que esas rutinas formen parte de tu vida porque te estás bloqueando mentalmente, ya sea por problemas externos como una mala relación con alguien cercano, un trabajo que te desgaste y no te hace sentir autorealizad@ o una falta de autoestima.

Y cómo nos motivamos para cambiar todas las cosas que no funcionan?

Antes de nada quiero que entiendas que los cambios llevan tiempo, así que olvídate de esos o esas super modelos que aparecen en redes sociales explicando como cambiaron su maravillosa vida en 3, 6 meses o un año. Si te angustias por el tiempo que llevas esforzándote en conseguir algo que a tu parecer nunca llega te estarás saboteando! Por qué buscar la perfección?

Lo importante es tener constancia, un entrenamiento de un día ya es un logro, una caminata, una manzana para merendar, celebra cualquier paso que des por mínimo que sea!

Mi consejo para que te motives es que instales en tu mente estas 3 cosas:

  1. La Paciencia es la madre de la ciencia. Disfruta del proceso, no es un castigo, es un cambio con ilusión que eliges hacer por tí, es maravilloso!
  2. No te compares con nadie jamás! Fijarte en los demás te aleja de tu foco. Tu progreso y tu historia es sólo tuya, no importa que tardes 2, 5 o 10 años en hacer un cambio. Lo cierto es que desde el minuto 0 en el que decides quererte y hacer cambios en tu vida ya estás creando ese cambio.
  3. Los días malos existen para ti y para todos. Si por tener unos días malos, una semana o incluso unos meses tiras la toalla y te rindes estarás creando un efecto rebote. No hay nada que nos haga sentir más frustrados que tirar la toalla y ver que no hemos conseguido algo. Acepta los días malos, forman parte de la vida igual que las tormentas frente a los días soleados. Abraza esos días malos o días no tan buenos. Tu energía no puede estar siempre a tope y es absolutamente normal. Si dejas la perfección a un lado y te haces a la idea de que cada día es único e irrepetible entenderás que tener una mala época o días de bajón no tienen por qué determinar tu vida. Tenemos la costumbre de fijarnos en todas las cosas negativas al terminar el día. Cuando te sientas así acéptate, date el permiso de descansar física o mentalmente pero vuelve a darte cuerda al día siguiente!

Pautas para cuando llega la pereza y la desmotivación:

 

  1. Estructura tu día a día. Si eres demasiado exigente te sugiero que seas un poco flexible para no generar demasiada exigencia y frustración pero hazte un horario aproximado con los días que vas a hacer ejercicio, a qué hora lo vas a hacer y qué tipo de ejercicio harás. Organiza también tus comidas. La planificación nos ayuda a enfocarnos, si vas a lo loco dejándote llevar por el día a día te alejarás de todo lo que quieres hacer.
  2. Si tienes pereza para hacer ejercicio hazlo nada más levantarte! Si tienes la oportunidad de entrenar por las mañanas no esperes a que sea el medio día o la tarde. Te suena eso de ir posponiendo las cosas que luego nunca se hacen? Pues con el entrenamiento pasa lo mismo. Contra antes lo hagas antes “te lo quitas de encima” y además te dará mucha energía y buen humor para el resto del día, 2 x 1 !
  3. Utiliza música motivante. La música tiene tantísimo poder a la hora de cambiar tu estado de ánimo que ya no tienes excusa. Puedes acceder a muchas listas de música para entrenamiento a través de internet (puedes acceder a la mía haciendo click aquí).  Te sugiero que hagas tu propia lista con programas como el de Spotify que es totalmente gratuito y puedes llevar en tu móvil o descargar algunas canciones desde Youtube. Hazte una lista con música alegre para cuando estés triste, otra para cuando necesites fuerza en el entrenamiento y otra para los momentos de negatividad. Verás como te ayuda muchísimo! Y si ya tienes una hecha te sugiero que la vayas cambiando, cuando estamos desmotivados necesitamos aire fresco así que borrón y cuenta nueva!
  4. Mente positiva. Trabaja tu mente y cambia cada pensamiento negativo que te venga a la cabeza por uno positivo. Incluso puedes coger las frases que más te repitas en el día a día sin darte cuenta y escribirlas tal cuál para después transformarlas. Te dejo unas ideas:

” Qué pereza entrenar ahora”  = ” Qué suerte poder entrenar ahora” “Quizás siento un poco de pereza pero se que después me voy a sentir muchísimo mejor”

“No tengo tiempo de hacer ejercicio” = “Voy a tratar de buscar 15 minutos en el día de hoy para hacer una pequeña rutina y me sentiré mucho mejor”

” No tengo ningunas ganas de cocinar, mañana lo haré mejor” = ” No tengo ganas de cocinar, voy a coger los ingredientes más sanos que tenga en la cocina para hacerme una comida rápida así al menos no maltrato mi cuerpo y me voy a sentir mejor”

” Estoy triste, hoy no tengo ganas de nada” = ” Me siento triste pero voy a tratar de hacer algo para sentirme mejor, total, quedarme todo el día pensando en lo triste que estoy no me hará sentir mejor pero si pongo música y bailo o hago 15 minutos de ejercicio puede que me ayude un poco a desconectar de mi tristeza”.

5. Empápate de gente Healthy. Si en tu entorno no hay personas que se cuiden y hagan deporte o ejercicio búscalas en internet. Si estás leyendo estas últimas frases del artículo ya es un gran paso. Leer y buscar información sobre cómo mejorar nuestra vida y nuestra salud nos motiva, y tener referentes, ya sea en el mundo físico o virtual nos ayuda a cambiar el chip y hacer click. No tienes por qué envidiar a las personas o sentirte inferior pero sí puedes inspirarte hacia la vida que quieres empapándote día a día de un entorno que te ayude a lograrlo. No es lo mismo ver día tras día a gente comiendo comida basura, sin ir al gimnasio o de fiesta semana tras semana que ver a personas entrenando, practicando yoga o pasando un rato agradable de excursión o en un restaurante Healthy. Aprovecha que ahora está de moda cuidarse y súmate!

Qué te parecen estos tips y consejos? Se te ocurre alguno más? Puedes dejarlo escrito aquí abajo en comentarios. Compartir es vivir y si nos ayudamos a sentirnos mejor y estar más sanos todo se hace más fácil!

Motívate, de verdad que sí puedes!

2 comentarios en “CÓMO ME MOTIVO?

  • Muy buenos consejos Cristina.
    Yo empecé hacer deporte a los 38 años, pues pensaba 105Kg y tenía todos los niveles en sangre en el límite y algunos de ellos disparados, Triglicéridos 990, azúcar y ácido úrico un poco por encima del límite, en fin, una pena.
    Entonces me cogi la bici y empezé a salir por una vía transitada de ciclistas, como el primer tramo es llano por 4km y luego es una pendiente de entre 2% y 3% durante 8km, al principio sólo podía recorrer unos 13Km.
    Así estuve más o menos un mes, pero siempre que tenía la oportunidad me enganchaba con algún otro ciclista y fui añadiéndolos a ciertos grupos de WhatsApp, pues como bien dices soy el rey de las excusas y estos grupos de amigos me motivan a salir, por supuesto siempre con mis altos y bajos, como también dices en tu ártículo.
    Otra cosa que me ayudó a motivarme, fueron las aplicaciones de Endomondo y Strava, pues en esta última puedes formarte tu club de amigos y te hace una clasificación de todos los miembros en función de los km u horas empleadas, así que puedes competir, en cierta manera, con personas que están más o menos en tu mismo nivel.
    Lo que me cuesta un montón es el tema de la nutrición, pues soy incapaz de planificarme una semana entera, por lo que la cocina la llevamos entre mi mujer y yo, pero no salimos de las comidas tradicionales de toda la vída, las cuales vienen bien cuando quemas mucha energía los meses de alta intensidad, pero que te devuelven a tus kg, en los meses bajos.
    Esto es a reasgos generales, como yo empecé.
    Muchas gracias por tus consejos.

    • Qué bueno Rafael! Me alegra oír tu historia y ver cómo tomaste las riendas de tu vida, ese es el paso MAS GRANDE! Miraré estas apps, tengo algún cliente que también utiliza Endomondo pero la otra no la tenía presente!
      Millones de gracias por tus aportaciones y por compartirlo con todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *