25 enero, 2017

Pilates

El Pilates es un método de entrenamiento físico que se realiza con el propio cuerpo y en determinados casos con materiales complementarios ( bandas elásticas, pelotas, etc.). Se basa en 6 principios fundamentales para proporcionarte una musculatura fuerte, una buena higiene postural y un bienestar general. 

Los 6 principios del Pilates son: 

1.Respiración

2.Concentración

3.Centro

4.Control

5.Precisión

6.Fluidez de movimiento  

 

Qué sentirás al practicar Pilates? 

Con este entrenamiento mejorarás tu fuerza física, tu flexibilidad y tu coordinación además de: 

beneficios

  • Mejora la fuerza física, la flexibilidad y la coordinación.
  • Incrementa el tono muscular.
  • Mejora la atención y concentración mental.
  • Mejora tu conciencia corporal (aprenderás a colocar y utilizar correctamente las distintas partes de tu cuerpo).
  • Mejora el rendimiento atlético.
  • Ayuda en la recuperación de lesiones.
  • Mejora y corrige la postura corporal.
  • Reduce dolores corporales.
  • Reduce el estrés.
  • Mejora la autoestima.
  • Aumentará tu sensación de bienestar.
  • Excelente método de entrenamiento complementario para deportistas y atletas de alto rendimiento.
  • Mejora la estética de tu cuerpo.

Por qué hacerlo en un entrenamiento personal? 

El Pilates tiene una dinámica muy rápida  durante su práctica (ejercicios cortos, rápidos pero intensos). Una mala praxis puede estar creando un efecto contrario al que estés buscando. Trabajar en un entrenamiento con Cristina de forma personalizada te ayudará a: 

  • Aprender sobre tus capacidades y conocer tu cuerpo.
  • Aprender correctamente los puntos clave del Pilates, como es la respiración.
  • Evitar lesiones. 
  • Aprovechar al máximo la sesión sacando tu máximo rendimiento ( = a mejores resultados). 

La respiración controlada durante la práctica del Pilates produce los siguientes Beneficios:

  • Mejora la relajación.
  • Reduce el estrés.
  • Reduce la presión sanguínea.
  • Mejora la concentración.
  • Activa determinados músculos mejorando la circulación y la propia respiración, por lo que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 

 

¿Estás listo/a para asumir el reto?

Contacta con tu entrenador personal